Industrialización de Antioquia

EQUIPO:

Sara Isaza (PC 45)

yeimy

daniela

karen

Maria Antonia Giraldo (PC 37)

Karen Ramire

Sara Rendón

Manuela Lopez

Manuela Londoño

 

LECTURAS: ENTREGA INFORME COMPILATORIO MARTES 10 DE MAYO VIA GMAIL

Mirar la informacion contenida en

 

HISTORIA DE LA INDUSTRIALIZACIÓN: RESUMEN

http://www.historiadeantioquia.info/industrializacion-en-antioquia/las-huellas-de-la-industrializacion.html 

 

http://www.buenastareas.com/ensayos/100-Empresarios-Una-Historia-De-Antioquia/128760.html

 

PRIMER INFORME ENTREGADO A TIEMPO: NOTA S

Actividad: entrega segundo informe compilatorio 24 de mayo

 

1. Revolución industrial

http://www.semana.com/nacion/revolucion-industrial/27958-3.aspx

2. Comeciantes y banqueros: el origen de la Industia Antioqueña

http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/publicacionesbanrep/boletin/boldiescisiete/boldiescisiete1a.htm


 

100 empresarios, 100 historias de vida:


    Alejandro Echavarría Isaza (1) y (2): Antioquia es cuna de los textiles. Las más grandes empresas de este sector han sido creadas en la región: La Fábrica de Tejidos de Bello, la Fábrica de Tejidos Rosellón, Fabricato, Tejicóndor y la más grande de todas COLTEJER. Esta última compañía es la materialización del sueño de un ilustre hijo de Barbosa. Su nombre: Alejandro Echavarría Isaza.
    Alejandro Ángel Londoño (1) y (2): Un símbolo de identidad y orgullo de Antioquia ha sido y sigue siendo la arriería. El arriero es un ejemplo de trabajo, esfuerzo, sacrificio y como ser social es valorado por la honradez y el espíritu de aventura. Todos esos elementos distinguieron a Alejandro Ángel Londoño, quien empezó a labrar su fortuna a lomo de mula, para años más tarde ser el gestor  del Ferrocarril de Amagá, el más importante vendedor de café colombiano en Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XX y el promotor de empresas como la Nacional de Chocolates, la Cervecería Unión y de la Universidad Pontificia Bolivariana.
    Gabriel Echeverri Escobar: Es uno de los primeros hombres de negocios en la historia empresarial de Antioquia. Tuvo un papel destacado en tiempos de la Independencia de Colombia, colonizó nuevas tierras en el suroeste antioqueño y fue propiamente el dueño de Caramanta, uno de los mayores benefactores de las comunidades indígenas en el departamento, promovió la apertura de nuevas vías de comunicación, incorporó nuevas variedades de pastos y nuevas razas de ganado en la provincia, tuvo un papel de primer orden en el cultivo del tabaco y en la explotación de sal y fue como si fuera poco y consecuencia de todo ellos, un próspero comerciante.
    José María "Pepe" Sierra: Era el hombre más rico de Colombia a principios del siglo XX. De campesino y cultivador humilde en su natal Girardota  pasó a ser comerciante, inversionista, prestamista y dueño de un vasto número de tierras e inmuebles en Cundinamarca, Valle del Cauca, Antioquia, Santander, Boyacá, Tolima y Panamá. Su vida y obra han tenido visos de leyenda. Lo único cierto es que es uno de los negociantes más célebres en la historia empresarial de Colombia.
    Carlos E. Restrepo Restrepo (1) y (2): El apellido Restrepo en Antioquia ha sido uno de los más influyentes en el desarrollo de la región. Hombres hechos a pulso, en su gran mayoría empresarios y también intelectuales, han descollado en distintas etapas de la historia del departamento y del país. Carlos E. Restrepo Restrepo ha sido uno de sus mayores representantes. Es bien conocida su faceta como político y presidente de los colombianos entre 1910 y 1914, pero sus ejecutorias como empresario y presidente de la primera junta directiva de la Cámara de Comercio de Medellín merecen la misma atención y reconocimiento.
    Nicanor Restrepo Restrepo (1) y (2):  Ninguna época es fácil para aquellos que han empezado de cero.  A lo largo de la historia ha existido la pobreza, la falta de oportunidades, la incertidumbre  y también ha existido  la gente que ha hecho la diferencia. Don Nicanor es uno de ellos. De aprendiz en una botica pasó a ser el dueño de la droguería más importante de la época, fue también botánico, productor e importador de medicamentos, comerciante reputado, vendedor de petróleo, exportador de café, gestor de la Unión Comercial, presidente de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Medellín, consejero ilustrado,  benefactor de los pobres y padre de una generación de hombres y mujeres comprometidos con el desarrollo de su región  y de su país.
    Jesús María Mora Carrasquilla: La vida de Don Jesús abarca uno de los períodos más dinámicos de la economía colombiana. En ese lapso se consolidaron los procesos de urbanización, industrialización y modernización de los medios de transporte. Fue una época caracterizada por la sustitución de importaciones, ya que muchos comerciantes procedieron a la creación de fábricas con el objetivo de producir lo que hasta entonces importaban. Jesús Mora también experimentó esa transición: De joven, su primer negocio fue una tienda pequeña en la ciudad de Barranquilla y ya en su madurez, fue el gestor de empresas representativas para el desarrollo del país como Arrocera Central, Tejicóndor, Cementos del Valle, Consorcio de Cervecerías Bavaria y Harinera Antioqueña, entre otras.
    Lorenzo Jaramillo Londoño: Hoy para el común de los antioqueños el nombre de Lorenzo Jaramillo Londoño  dice poco. Pero, para quienes han nacido en el municipio de Sonsón ese nombre tiene mucho significado. Es sinónimo de pujanza, verraquera y es considerado una figura casi mitológica que formó el carácter de los habitantes de ese pueblo y del sur de Antioquia en la segunda mitad del siglo XIX. Don Lorenzo fue propietario de inmensas tierras, cultivador y exportador de café, dueño de minas, fundador de bancos, ganadero y sobre todo, gestor de gran parte de la colonización antioqueña hacia el occidente colombiano, en Caldas, Risaralda y Quindío. Su riqueza fue tan grande que incluso sirvió como financiador del Estado colombiano a principios del siglo XX.
    Carlos Coriolano Amador: Fue testigo de la mayor parte de las transformaciones económicas, sociales, políticas y culturales que experimentó la región antioqueña durante la segunda mitad del siglo XIX.  Pero también fue protagonista de primer orden de estos cambios: propuso  innovaciones tecnológicas en la minería de oro y plata a través de su sociedad de El Zancudo;  promovió la construcción de vías carreteables y puentes en los difíciles caminos del departamento; gestó la construcción del Ferrocarril de Antioquia; aportó de manera significativa a la expansión comercial de Medellín y aceleró el desarrollo urbanístico de la ciudad. Fue uno de los hombres más ricos del país y dejó huella también en nuestra historia por sus extravagancias, su derroche, sus lujos y sus viajes al exterior.
    Clementina "Tina" Trujillo Agudelo:  “Nació mujer, mulata, pobre y fea” afirma su biógrafo Agustín Jaramillo Londoño para designar cuatro condiciones adversas en la sociedad de Medellín, durante la segunda mitad del siglo XIX. No obstante, pasado algún tiempo, estas condiciones no le impidieron ser reconocida como “La gran dama de la industria y el comercio antioqueño”, gracias a su importante papel como fundadora de la cadena de Almacenes La Primavera, una de las más importantes de Medellín hasta 1990, gestora también de la Fábrica de Camisas Primavera y accionista de diversas empresas, entidades bancarias y sociedades mineras de la ciudad y el departamento.
    José María Bernal Bernal: Uno de los personajes más representativos de la empresa y la política en Antioquia a mediados del siglo XX. Es notable su trabajo al frente de la Cervecería Unión y su papel en la fundación de la Asociación Nacional de Industriales ANDI, Cemento Argos, el Banco Industrial Colombiano BIC y Suramericana de Seguros.  También don José María hizo parte activa de la vida política tanto del departamento como del país. Fue concejal y Alcalde de Medellín, diputado y Gobernador de Antioquia, Ministro de Hacienda y Ministro de Guerra. Viajó en diferentes etapas de su vida por todo el continente americano, también por Europa, Asia y África.
    Fidel Cano Gutiérrez: El mismo día en que nació don Fidel el orden institucional de Colombia se vio alterado por el golpe de estado del militar José María Melo, quien instauró una dictadura. La toma del poder por parte de Melo fue seguida por una guerra civil de corta duración, luego de la cual una coalición entre liberales y conservadores derrotó a Melo. Los dolores del parto y el llanto del pequeño se dieron mientras el país regresaba a la guerra, como un presagio de los tiempos que habrían de venir. Tiempos que nuestro personaje debió enfrentar en distintos escenarios, el más importante de ellos: los medios de comunicación. Don Fidel fue gestor de grandes publicaciones. Su mayor empresa fue el diario El Espectador, nacido en Medellín y cuya proyección e influencia lo convirtieron en un referente periodístico y moral para los colombianos.
    Santiago Mejía Herrera:  Pertenece a ese grupo de antioqueños que fue capaz de superar las circunstancias adversas de su familia y de su entorno, para convertirse en grandes empresarios, gracias a su creatividad, asertividad y sobre todo, empeño en los negocios. El primer emprendimiento de Santiago fue la venta de carne. Luego sería ganadero e incursionaría en el negocio del transporte y distribución de combustible a través de la empresa CUDECOM. Esta actividad lo llevaría a la venta de automóviles, llantas y repuestos, área en la que tendría éxitos y una compañía reconocida: RECO.
    Pedro Nel Ospina Vásquez: La familia Ospina Vásquez es quizás una de las más representativas de Antioquia. Presidentes, intelectuales, servidores públicos y sobre todo, empresarios,  se reúnen en este núcleo  influyente y poderoso. Uno de sus mayores exponentes fue don Pedro Ne, fundador de Ospina Hermanos, firma que construyó el primer matadero de Medellín; productor de café y ganadero; promotor de la Compañía de Instalaciones Eléctricas,  la Compañía Antioqueña de Tejidos y la Cervecería Antioqueña; político, militar y presidente de Colombia en 1922.
    Tulio Ospina Vásquez: La familia Ospina Vásquez es quizás una de las más representativas de Antioquia. Presidentes, intelectuales, servidores públicos y sobre todo, empresarios,  se reúnen en este núcleo influyente y poderoso. Fundador de Ospina Hermanos, don Tulio fue el primero que introdujo en Antioquia pastos extranjeros y los ganados vacunos de las razas Durham, Holstein, Angus y Normando; fundó y gerenció el Banco Agrícola; fue minero y exportador exitoso de café; fue artífice de la respetada Escuela de Minas, rector de la Universidad de Antioquia, escritor y político.
    Pedro Luis y Darío Restrepo (1) y (2): Durante el último medio siglo los antioqueños y los  colombianos aprendieron a identificar el vidrio con una marca: PELDAR. Poca gente, sin embargo, sabe que esa marca está formada a partir de las iniciales de Pedro Luis y Darío Restrepo. Estos dos hermanos conocieron de cerca la pobreza y lograron vencerla gracias a su capacidad de trabajo, liderazgo y valor para los negocios.
    Ricardo Olano: Fue protagonista principal de la transformación de Medellín a principios del siglo XX. Desde su papel inicial de comerciante, logró proyectarse en otros campos como la industria, la actividad urbanizadora, la dirigencia cívica y la política. Fue fundador de la famosa empresa Fósforos Olano, promotor de la construcción del barrio Prado, presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas y de la Cámara de Comercio de Medellín, concejal, director de la revista Progreso, planificador urbano, gestor de la primera empresa de buses y cronista del desarrollo acelerado de la ciudad a través de la publicación llamada Memorias.
    Pedro José Vásquez Calle: Fue uno de los hombres más ricos del país en la primera mitad del siglo XIX. De ser un humilde obrero y jornalero en Angostura y otros municipios del norte de Antioquia, pasó a ser un prospero comerciante, coleccionista de tierras, minero, ganadero y hombre público. Junto a su hermano Julián, logró gracias a su trabajo y capacidad para los negocios, ser un personaje muy influyente en la región.
    Julián Vásquez Calle: Al igual que su hermano mayor, Pedro Luis, mostró desde joven una capacidad enorme para los negocios. No significa esto que las cosas hayan sido fáciles . Julián debió superar la muerte temprana de sus padres y su orfandad, buscar el apoyo del hermano mayor y colaborar en la búsqueda de un mejor nivel de vida para la familia. Al final lo logró. Fue comerciante, minero, ganadero, colonizador y negociante de tierras, fundador de bancos, de empresas de transporte y de muchas otras aventuras empresariales.
    Eduardo Vásquez Jaramillo: Don Eduardo es el más importante forjador de empresas industriales de Antioquia en las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX. Por ancestro le vino la vocación para las actividades mercantiles, toda vez que fue hijo de otro gran empresario: Pedro Vásquez Calle. Eduardo desarrolló emprendimientos de carácter inmobiliario, minero, bancario, comercial e industrial y fue también uno de los promotores del cultivo y la comercialización del café. En el campo político fue gobernador e influyente conservador.
    Manuel José Álvarez Carrasquilla: El nombre de Manuel José Álvarez Carrasquilla está fuertemente ligado al desarrollo urbanístico e inmobiliario de Medellín. Desde muy joven y gracias a su preparación, inteligencia y capacidad para los negocios, Manuel José se desempeñó como comerciante, denunciante de minas, comisionista y agente inmobiliario, para convertirse luego en un gran urbanizador a través de la Primera Sociedad Constructora de Medellín y de otras firmas del sector. También fue socio de la Compañía Antioqueña de Instalaciones Eléctricas, la Cervecería Antioqueña, La Compañía Antioqueña de Tejidos y fundador y presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas, una entidad clave para la modernización de Medellín en los albores del siglo XX.
    Luis Eduardo Yepes: Los colombianos tienen una noción clara del significado de los almacenes Ley que, desde 1922, funciona en cada una de las capitales de departamento. Pocos saben, sin embargo, que LEY significa: Luis Eduardo Yepes, un comerciante pueblerino nacido en Copacabana (Antioquia), que le dio cuerpo a una de las más importantes empresas comerciales de Colombia. Este hombre buscó con pasión y tenacidad nuevas ideas para implementar en el mercado, introdujo la presentación de la mercancía en vitrinas de cristal y promovió su imagen y publicidad como “Almacén LEY, de 5 centavos a 1 peso”, que le dio un fuerte impulso desde su constitución en la ciudad de Barranquilla.
    Alonso Ángel Piedrahita: Fue fiel a su estirpe de comerciante y empresario en la región. A los 21 años fundó su propio negocio: el almacén  Universal, el cual se consolidó gracias a la visión de don Alonso para la publicidad. Luego se convertiría en importador de artículos de ferretería y comercializador de café. Fue uno de los promotores de la construcción del conocido Puente de Occidente y también fundador y presidente de la Cámara de Comercio de Medellín.
    Enrique Mejía Ochoa: Muchos de los grandes empresarios que ha dado Antioquia procedieron de familias modestas, campesinas, cuyo único activo era el trabajo honrado. Enrique Mejía Ochoa pertenece a este grupo en principio poco privilegiado, pero constante y luchador. Fue negociante de propiedad raíz, comerciante, industrial y urbanizador. Construyó el Edificio Henry; desarrolló la famosa Locería de Caldas a principios del siglo XX; creó  la Compañía de Tejidos Santa Fe, fusionada con la de Paños Vicuña más adelante; contribuyó al nacimiento de la Compañía Algodonera Colombiana; fue gerente de la Fábrica Nacional de Tapices y presidente de la Cámara de Comercio de Medellín.
    Antonio María Hernández Suárez: Antonio María Hernández fue uno de los empresarios más célebres de principios del siglo XX. Siendo adolescente, comenzó como dependiente de una casa comercial. Pero llegó a la mayoría de edad y fundó una sociedad propia llamada Villa & Hernández, que le permitió ampliar sus negocios. Fundó luego la Compañía de Tejidos La Antioqueña y construyó el edificio Hernández en todo el Parque de Berrío. Su descendencia también tendría un papel protagónico a mitad del siglo XX, especialmente sus hijos Julio C. Hernández (dueño de los diarios El Colombiano y La República) y Berta Hernández, esposa de Mariano Ospina Pérez y polémica dirigente conservadora.
    José Bernardo (J.B.) Londoño Suárez: La biografía de José Bernardo Londoño Suárez ha sido contada por él mismo.  Sus relatos evidencian cómo fue uno de los grandes importadores antioqueños, cuya inconformidad y espíritu aventurero, lo convirtieron en el mayor proveedor de materias primas para la industria antioqueña durante la Segunda Guerra Mundial. Fue además el gran urbanizador del sector conocido como Otrabanda en Medellín. Ello motivó la aparición de un dicho en Antioquia, que servía para ejemplificar la fortuna de cualquier persona: “Tiene más plata que J.B. Londoño. Toda esta capacidad empresarial se combinó con un poderoso carisma personal, que hizo del famoso J.B.,  un hombre de mundo, amigo de estrellas de Hollywood, presidentes y grandes empresarios.
    Bernardo Mora Mesa: Entre los gestores de la Compañía Colombiana de Tabaco, COLTABACO, el nombre de Bernardo Mora Mesa es uno de los más sobresalientes. Pero este hombre no sólo es recordado por esa tarea. Mora Mesa fue el propietario de la Trilladora Central, tuvo cultivos de caña en Itagüí y un ingenio denominado Santana, fue uno de los gestores de la Cervecería La Tropical y de la construcción del Hotel Nutibara, además de incursionar en la actividad urbanizadora, a través de la Compañía Urbanizadora del Norte.
    Jorge Molina Moreno: Una de las empresas más importantes del siglo XX para el desarrollo socioeconómico de Antioquia es la Suramericana de Seguros. Actualmente es una de las compañías más sólidas del país y en particular del Grupo Empresarial Antioqueño. Precisamente don Jorge es uno de los artífices de esa solidez de la organización. En él se conjugan su gran capacidad ejecutiva y don de gentes.
    Tomás Santamaría Álvarez: Tomás Santamaría Álvarez es reconocido como uno de los titanes del comercio colombiano. Desde muy joven debió enfrentarse a las actividades comerciales, tras la muerte de su padre. Convirtió negocios al borde del fracaso en compañías prosperas y respetables, gracias a su capacidad empresarial. Fue socio de los almacenes Universal y Británico. Igualmente fue agente de firmas extranjeras en Colombia y el artífice del crecimiento notable de los Almacenes Ley. Toda su influencia en la clase empresarial se vio reflejada en su nombramiento como presidente de la Cámara de Comercio de Medellín.
    Samuel Muñoz Dique: Samuel Muñoz Duque es uno de los ejecutivos y dirigentes empresariales más respetados del departamento y del país. Su gestión en la Fábrica de Galletas NOEL y en la Compañía Nacional de Chocolates fue fundamental para la consolidación de estas dos compañías en el mercado nacional e internacional. Pero sobre todo, su calidez y humanidad hicieron que muchos empleados y personas cercanas de su acción como empresario aún lo recuerden con gratitud. Sus últimos años los ha dedicado a servir a los demás, a través del apoyo a organizaciones sociales.
    La Familia Arango (ARGOS): ARGOS es una compañía que ha configurado la identidad de Antioquia. Junto con empresas como NOEL, Nacional de Chocolates, Suramericana de Seguros, Éxito, la cementera ha ayudado al desarrollo social de la ciudad y el departamento.  ARGOS  ha traído progreso para la región, a través principalmente de las obras de infraestructura. No se puede hablar de esta empresa sin referirse a la familia Arango. La tenacidad, empuje e ingenio paisa, de lo cual hablan en todo el país, se ve reflejada en la obra de personajes como don Claudino, don Jorge y don Adolfo, hombres con cualidades excepcionales, que los llevaron a crear una empresa referente para América Latina y el mundo.
    Guillermo Gaviria Echeverri: Guillermo Gaviria Echeverri es uno de los empresarios más fulgurantes de la segunda mitad del siglo XX en Antioquia y el país. Este ingeniero e intelectual ha sido colonizador de tierras en el Urabá, pionero en el sector bananero, gestor de Unibán, fundador de Colanta, empresario de minas, promotor de Carbocol y político aguerrido y fiel al espíritu liberal. Actualmente es el director y dueño del diario El Mundo, publicación de influencia regional y nacional.
    Darío Múnera Arango: El nombre de Darío Múnera Arango esta asociado al de Coltabaco. Durante su presidencia entre los años de 1976 y 2005 logró que ésta diversificara aún más sus actividades financieras y comerciales, lo que permitió  a la compañía sobrevivir al creciente contrabando de cigarrillos de la década de 1980, al pago de altos impuestos, a la revaluación que abarató el precio de los cigarrillos importados, legales o ilegales, como también a la fuerte rebaja de precios dispuesta por las multinacionales que trajeron sus productos por la apertura económica a principios de los años 90s. Además Múnera Arango lideró el proceso de venta de esta tradicional empresa antioqueña a la principal tabacalera del mundo, en uno de los negocios más importantes de este siglo que comienza.
    Fabio Rico Calle: Fabio Rico Calle ha dedicado su vida a la actividad empresarial. Lideró varias de las más destacadas industrias de Antioquia y del país. Se desempeñó como subgerente de las Empresas Públicas de Medellín, como Gerente de Colcafé, y se le recuerda principalmente por ser Presidente desde 1979 hasta el año 2000 de la Compañía Nacional de Chocolates, la empresa industrial más grande del Grupo Empresarial Antioqueño, o mal llamado Sindicato Antioqueño. El ejercicio de este cargo lo llevó a ser integrante de las Juntas Directivas del BIC, Cemento Argos, Suramericana de Seguros, Noel y Cadenalco. También de la junta directiva de las Empresas Públicas de Medellín. Actualmente se dedica a la realización de proyectos de reforestación y es impulsor de actividades agropecuarias.
    Ignacio Vélez Escobar: La vida del doctor Ignacio Vélez Escobar es apasionante. Médico de profesión y político de carrera, estuvo íntimamente ligado al proceso de modernización de la medicina en el país, de la Facultad de Medicina y de la Universidad de Antioquia, siendo el gestor de la construcción del campus universitario. También fue fundador de la Sociedad Médica de Antioquia –SOMA. Sus fuertes convicciones han hecho de él una de las figuras más polémicas de la historia de Antioquia en la segundad mitad del siglo XX, por sus actuaciones como educador y en la política regional y nacional, en la que participó como líder conservador, concejal y alcalde de Medellín, Gobernador de Antioquia y candidato a la presidencia de la República.
    Francisco Luis Jiménez: Francisco Luis Jiménez Arcila se ha distinguido como gran promotor del cooperativismo en el departamento y el país. A su actividad se atribuye la fundación de cooperativas de agricultores, maestros, empleados, cafeteros y de muchos otros frentes. Este abogado es el verdadero padre del cooperativismo e impulsó la urbanización de los barrios Laureles, San Javier, Los Conquistadores y La América.
    José Tejada Sáenz: José Tejada Saenz es uno de los ingenieros más prestigiosos de Colombia. A través de su firma INTEGRAL ha generado progreso y desarrollo para toda la sociedad. Medio siglo de grandes obras de ingeniería en Antioquia y en el país tuvo como actor de primera línea a la firma constituida modestamente en 1955 por Tejada y sus amigos y convertida hoy en una de las más grandes y distinguidas empresas de su campo. Pero Tejada también ha sido un hombre de acción en otros escenarios, como fundador de la Escuela de Ingeniería de Antioquia, Actuar Famiempresas, CAMACOL, el Club de Ejecutivos, la Corporación Medellín Cultural y la Corporación Fomento de la Música.
    Julio Ernesto Urrea Urrea: Julio Ernesto Urrea Urrea nació en una familia muy humilde del oriente antioqueño, y junto con su trabajo y el de su hermano Joaquín fundaron una de las sociedades comerciales más sólidas  y prósperas de los últimos 50 años en Colombia: Leonisa. Empresa que, con nombre de mujer, lleva el sello indiscutible de dos hombres visionarios de la moda internacional y de las necesidades femeninas y masculinas en cuanto al uso de prendas íntimas.
    Joaquín Urrea Urrea:  Para Joaquín Eduardo Urrea Urrea, cada día que pasa la vida sigue siendo un comienzo, y en ese ir y venir, junto con su hermano Julio Ernesto, fundó una de las sociedades comerciales más sólidas y prósperas de los últimos 50 años en Colombia: Leonisa.  Don Joaquín Eduardo, un empresario visionario y preocupado por el bienestar social, ha predicado que para ser grande es necesario cumplir con tres objetivos fundamentales: con la familia, con la empresa y con la sociedad.
    Ramón H. Londoño: Un nombre es de manera mayoritaria referente de la actividad inmobiliaria en el departamento de Antioquia y en la ciudad de Medellín: Ramón H. Londoño.  Este hombre nacido en los albores de la industrialización antioqueña representa como ningún otro la capacidad de trabajo, la inventiva, la recursividad y la inteligencia. Sin duda Ramón H. poseyó los rasgos de lo que se ha denominado "un antioqueño ejemplar". 
    John Gómez Restrepo: Es el colombiano que más empresas ha creado en el país y quien encarna en mejor forma las características del empresario moderno. A su iniciativa se debe la fundación de 35 compañías en los más diversos sectores de la economía, por su actividad constante es el mejor ejemplo de creatividad y persistencia. La mayoría de los colombianos se relaciona cotidianamente con los “Papeles Familia”, las toallas íntimas  “Nosotras” y los pañales “Pequeñín” y utiliza cajas producidas por “Cartón de Colombia”. Mientras tanto muchos antioqueños hasta hace poco hicieron sus compras en los Mercados La Candelaria, descansan en Espumas Plásticas, velan a sus familiares en las salas de La Piedad y los entierran en Jardines Montesacro. Y la mayoría de ellos no sabe que estas empresas han sido obra de don John Gómez Restrepo.
    Bernardo Acevedo Alzate: Antioquia ha sido gestora de empresas y sin duda la región que más tempranamente logró en Colombia la apertura económica al mundo durante el siglo XX.  HACEB o Industrias Haceb es una muestra bien  representativa de este proceso. Fundada hacia 1941 en un pequeño taller para reparar parrillas, es hoy la gran empresa productora de electrodomésticos que no sólo abastece con éxito el mercado nacional sino que ha iniciado una importante incursión en el mercado internacional, con el mismo carácter de empresa familiar que tuvo en sus inicios. En ella el papel de Bernardo Acevedo Alzate ha sido primordial.
    José María Acevedo Alzate: Es uno de los industriales más innovadores de  la segunda mitad del siglo XX en Colombia. En compañía de sus hermanos, decidió concentrarse  en el desarrollo de los electrodomésticos, trabajo que culminó en la creación de Industrias HACEB, la más importante empresa de este tipo en el país. Su historia es apasionante y digna de ser imitada. Para  las personas que trabajan, se esfuerzan y aguzan su creatividad, no hay límites y  José María es un ejemplo de ello.
    Jesús Ramírez Johns:La vida de Jesús Ramírez Johns es la misma de NOEL. Durante más de 30 años este hombre visionario y de familia emprendedora hizo de la empresa de galletas uno de los más importantes negocios de todo el país y centro de innovación en productos y estrategias mercadológicas y de publicidad. Don Jesús fue un hombre respetado y acatado por el círculo empresarial de la época y fue querido por todos aquellos empleados, subalternos y personas que fueron testigos y receptores de su generosidad.
    José Domingo Ramírez Johns:Es un representante fiel de la capacidad de emprendimiento y la sagacidad típica de los antioqueños. Desde su natal Santo Domingo, comenzó a forjar un patrimonio trabajando sin descanso y con toda responsabilidad. Como ingeniero inició su labor como fabricante y distribuidor de plantas eléctricas. En el campo cívico se desempeñó como presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas y fue integrante de las Juntas Directivas de Cervunión, Banco de la República, Cámara de Comercio de Medellín, Imusa: Industrias Metalúrgicas Unidas, Grulla: Cía de productos de caucho, Coltabaco y de Suramericana de Seguros. Su espíritu profundamente católico lo llevó a hacer parte de la Orden Secuestre del Santo Sepulcro.
    Antonio Jesús Mesa Caballero: Antioquia en el siglo 19 fue escenario de grandes transformaciones. Epopeyas como la colonización del suroeste tuvieron como protagonistas a hombres y mujeres que pusieron al servicio de esta empresa su tenacidad, inteligencia y su capacidad incansable de trabajo. Jericó fue uno de los epicentros de dicha transformación y hombres como Antonio Jesús Mesa jugaron un papel clave en su desarrollo.  Nuestro recorrido por la vida y hazañas de los empresarios antioqueños tiene a este fabricante de dos grandes símbolos de la antioqueñidad, el carriel y las monturas, como uno de sus protagonistas.
    Gilberto Mesa Yepes:En la Medellín de 1910 pocas personas podrían imaginar que un pequeño taller donde se elaboraban carrieles, aperos y monturas con sólo tres operarios, se convertiría muchos años después en una importante factoría y en la cadena de comercialización de artículos de cuero más grande de Colombia: Mesacé. 
    José Manuel Restrepo Escobar:  En una ciudad de comerciantes, emprendedores  y empresarios, la Medellín del siglo XIX, desempeñó su carrera empresarial don José Manuel Restrepo Escobar, no el “prócer historiador” recordado por todos, sino el casi incógnito empresario innovador y pionero de la actividad crediticia en Antioquia... uno de esos personajes que se paseaba orgulloso por las calles Medellín con aquella llave monumental, insignia de su profesión.
    Ramón Restrepo Medina: A comienzos del siglo XX Antioquia desarrolló un proceso de industrialización intenso y trascendental en la historia económica, social, y política de Colombia.  Al punto de ser visto hoy, por analistas del desarrollo, como uno de los tres grandes casos de transformación industrial en América Latina junto a las experiencias de Sao pablo, en Brasil y Monterrey en Méjico. Y este desarrollo fue posible gracias al trabajo de hombres innovadores, perseverantes, con actitud valerosa y triunfante que hicieron  de este tiempo una etapa atractiva para la historia de hoy; uno de ellos fue Ramón A. Restrepo Medina, quien desarrolló actividades en la industria en los ramos de los textiles, los alimentos, también el sector financiero y las rentas. Pero, sin duda, sus mayores logros los obtuvo en la industria de la cerveza.
    Pascasio Uribe Ochoa: Para los antioqueños de hoy es muy posible que el nombre de Pascasio Uribe Ochoa pase inadvertido. Sólo algunos sabrán que donó las campanas de la iglesia de la Candelaria y por esa razón se les conocen como las “las pascasias o pascasianas”. Pero por encima del  olvido del nombre de este personaje, su trabajo es digno de ser recordado por su participación en las tres más importantes empresas del siglo XIX en Antioquia: la empresa minera El Zancudo, la Ferrería de Amagá y la Locería de Caldas; lo que le sitúa entre los principales pioneros de la industria antioqueña.
    Jorge León Luis de Bedout del Valle:  Hasta hace poco menos de treinta años hablar de Editorial y Librería Bedout fue motivo de orgullo para sus propietarios, poseedores de un apellido, sinónimo para muchos de riqueza.  Pero no sólo orgullo para ellos, también para los habitantes de una Medellín que vio nacer en el año 1889, una pequeña tipografía, la misma que con los años se transformaría en una muestra indiscutible del empuje de una familia. En este programa iremos tras la vida de Jorge León Luis de Bedout, uno de sus artífices.
    Avelino Saldarriaga Gaviria: Avelino Saldarriaga es considerado uno de los hijos predilectos Itagüí, el municipio del sur del Valle de Aburrá que ha sido reconocido por su vocación y tradición como "polo industrial y comercial de Colombia. Hasta bien entrado el siglo XX, fueron pocos los antioqueños que tuvieron  título profesional y mucho menos quienes se graduaron como médicos y más remotamente escasos quienes conocieron a Europa. Razones que distinguieron a Avelino en su comunidad.
    Heliodoro Medina Estrada: Angostura, ese municipio de la región norte del departamento de Antioquia, tiene entre sus hijos más importantes a Don Heliodoro Medina Estrada.  Un humilde, pero incansable trabajador, que como muchos de sus paisanos logró remontar sus condiciones de pobreza y participó activamente de la fundación de empresas tan importantes para la economía antioqueña como el Ferrocarril de Amagá, la compañía de tejidos Rosellón, la Compañía de tejidos La Unión y La Calcetería Helios. Sin descontar sus incursiones, también afortunadas, en negocios orientados a la explotación de la renta de licores.
    Emilio Restrepo Callejas: La historia empresarial de Antioquia es un crisol de aventuras, desafíos, logros y fracasos que han tenido como protagonistas, en la mayoría de sus casos, a hombres y mujeres que lo han apostado todo a sus causas. Confiando en su capacidad de trabajo, han sabido que el riesgo es otro de sus inevitables socios.  Uno de estos hombres fue Don Emilio Restrepo Callejas; la suya es la historia de un empresario de carácter fuerte, laborioso y diligente. En su doble carácter de comerciante e industrial, realizó hazañas en la actividad crediticia, en la propiedad raíz y en varias industrias textiles que le dieron renombre a Medellín en el contexto nacional. 
    Ricardo Restrepo Callejas:  ¿A quién se le ocurriría fomentar la industria de la harina de trigo en Antioquia, un lugar donde la arepa de maíz ha constituido históricamente la base alimenticia de todos sus hogares y, valga la incongruencia, todos los días se venden “como pan caliente”?   La respuesta, es simple como un desayuno sin arepa: ¡Pues al doctor Ricardo Restrepo Callejas! La suya es la historia de este capítulo de Cien empresarios.
    Pedro Vásquez Uribe: La actividad económica de don Pedro Vásquez Uribe, como la de algunos líderes del desarrollo empresarial antioqueño, despuntó desde muy joven. Muy rápidamente este personaje se distinguió en los negocios por su extraordinario dominio de las finanzas; y fue gracias a esto, y a otras virtudes propias del espíritu empresarial, que con el paso del tiempo se destacó como “creador y modernizador de empresas como Noel,  Antioquia Commercial Corporation, Harinera Antioqueña, Coltabaco, Suramericana y Cine Colombia.
    Valerio Tobón Olarte: Fueron muchos los rasgos en la personalidad de Valerio Tobón Olarte los que le garantizaron un puesto entre la élite de Medellín en las primeras tres décadas del siglo XX. De esos rasgos los que mejor podemos destacar fueron su dedicación al trabajo y su visión de los negocios; gracias a  ellos pasó de ser un hombre humilde a ser un hombre acaudalado. Y aunque hoy decir Valerio Tobón Olarte no signifiqué mucho para las generaciones actuales, sí hay un nombre que a todos los colombianos les trae un sin número de imágenes, sabores, olores e incluso para muchos signifique pasión: Ese nombre es Postobón.
    Genaro Gutiérrez Vásquez: La suya es una historia marcada por una inmensa pasión por la minería y la fundición del oro. Actividades económicas que le ganaron el prestigio de ser  uno de los personajes clave para la Ferrería de Amagá, empresa de obligatoria mención cuando de rastrear la historia del empresarismo en Antioquia se trata. Su vida y obra a un sólo clic.
    Carlos Gutiérrez Bravo: Hay nombres que están unidos para siempre al desarrollo de Antioquia y de Colombia. Uno de ellos es el de Carlos Gutiérrez Bravo, hijo de don Genaro Gutiérrez Vásquez, otro gran empresario de obligatoria mención cuando de rastrear la historia del empresarismo en Antioquia se trata.  Durante su vida, Carlos Gutiérrez consolidó una larga lista de realizaciones y logros empresariales como fruto de una prodigiosa actividad creadora.  Son pocas las personas que en el panorama nacional puedan exhibir una hoja de experiencia y de servicio como la de este ilustre ingeniero de la Escuela de Minas.
    Pedro Estrada González: En 1881 sucedían cosas extraordinarias por fuera de las  fronteras colombianas: comenzaban los trabajos de construcción del Canal de Panamá, una de las más aclamadas obras de ingeniería en toda América; las obras de teatro del poeta y escritor dublinés Oscar Wilde conmovían al público inglés, imbuido como estaba por esos días en los valores de la Inglaterra victoriana; y el 9 de enero de ese año nacía el escritor italiano Giovanni Pappini.  Al día siguiente, el 10 de enero, de ese 1881, en Itagüí municipio cercano a Medellín, nacía Pedro Estrada González, quien ocupa hoy nuestra atención en este programa. 
    Rudesindo Echavarría Isaza   No podrían entenderse muchos capítulos del progreso económico y social de una ciudad como Medellín, si se pasara por alto los logros alcanzados por uno de los miembros de esta familia, don Alejandro Echavarría Isaza, a quien ya dedicamos el primer programa de nuestra serie Cien Empresarios, Cien Historias de Vida.  Pero muchos de los logros alcanzados por este memorable antioqueño, tuvieron como promotor a su hermano mayor: Rudesindo Echavarría Isaza, de quien poco ha trascendido hasta nuestros días, pero quien indudablemente merece ser recordado en este escenario dedicado a aquellos hombres que le dieron riqueza, progreso y dinamismo a esta región del país. 
    Gabriel Posada Villa: Dos antioqueños están unidos desde hace algo más de un siglo a una misma gesta.  La del desarrollo de la industria de gaseosas en Colombia.  Una industria que tiene en Postobón una de las marcas más recordadas por los colombianos. Esos dos antioqueños fueron Valerio Tobón Olarte, (a quien ya tuvimos en esta serie) y Gabriel Posada Villa.  Ambos nombres no dicen mucho a las generaciones actuales, pero su legado hace parte de un sin número de imágenes, sabores, olores, y hasta pasiones deportivas, como la del Atlético Nacional, que están vivas en la mente de los colombianos por estar vinculados al marketing de esta industria de bebidas; sin duda, la más importante de Colombia durante más de un siglo.  
    Diego Calle Restrepo: La vida de este personaje puede abordarse como la de un hombre providencial.  La impronta en la historia reciente de Medellín y Antioquia de este notable conocedor de la economía, está respaldada por grandes logros: Director de Planeación Nacional, Ministro de Hacienda, Director ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Gobernador de Antioquia y ser recordado como uno de los gerentes míticos de Empresas Públicas de Medellín, por el desarrollo de megaproyectos que marcaron la región. Uno de ellos: el controversial y monumental sistema hidroeléctrico de Guatapé-Peñol. 
    Jorge Escovar Álvarez: Rodeado por un ambiente familiar y social de aristócratas ilustrados y empresarios, Jorge Escovar Álvarez es uno de los ingenieros egresados de la Escuela Nacional de Minas que dejó una estela imborrable de realizaciones y de buenos recuerdos entre quienes lo conocieron y encontraron  en él las virtudes de un hombre dedicado, con honestidad, rectitud y mucho trabajo al servicio de la sociedad antioqueña.  Este hombre encontró en el servicio al sector empresarial, en su paso por el Ferrocarril de Antioquia, Las Empresas Municipales y la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia por más de 40 años, una forma de realización personal. 
    Fernando Gómez Martínez: Colombia se ha distinguido por sus grandes políticos, pensadores, filósofos, escritores, poetas, diplomáticos y periodistas. Encontrar en un solo hombre muchos de estos atributos, no es tarea fácil. Sin embargo, en ocasiones la realidad nos sorprende con la existencia de hombres como el doctor Fernando Gómez Martínez, uno de los más importantes personajes Antioqueños del siglo XX.  Él  ocupa en la historia de la política, la diplomacia y el periodismo colombianos, una de las posiciones más eminentes que haya alcanzado otro ciudadano.
    José Gutiérrez Gómez "Don Guti":  Pocos hombres dedicados simultáneamente a la promoción empresarial, a la gestión pública y al desarrollo de Colombia, en sus diversos y complejos ámbitos, han sido merecedores del aprecio, el respeto y la admiración casi unánime de sus contemporáneos.  Sin embargo, la segunda mitad del siglo XX permitió a José Gutiérrez Gómez, promotor del crecimiento de las grandes empresas antioqueñas, consolidar una trayectoria profesional de búsquedas y hallazgos que hoy son un valioso patrimonio y un legado de tenacidad para las nuevas generaciones de colombianos.
    Januario Henao Álvarez: En este capítulo de Cien Empresarios, Cien Historias de vida, iremos tras las huellas de un antioqueño, que más que ser un empresario fue un educador convencido de su noble papel. Un maestro que encontró en la actividad intelectual su más grande orgullo y su manera de intervenir en la transformación de la sociedad antioqueña marcada por los cambios que supuso el paso del siglo XIX al XX. 
    Hipólito Londoño Mesa: Hay nombres de empresarios a quienes les correspondió abrir el camino del progreso económico de Antioquia cuyo nombre no encuentra eco en el oído de las generaciones más recientes. El nombre de Hipólito Londoño Mesa, es uno de esos que  no dice mucho a quienes hoy se educan en los negocios y a quienes  se dedican ya a la creación de nuevas empresas. Por fortuna sus legados sí testimonian su trabajo y su empreño para sacar adelante sus sueños.  Uno de estos legados es el nombre de Café La Bastilla sin duda alguna una de las marcas de productos alimenticios de mayor recordación en Colombia y la cual ha sido consumida por los antioqueños y colombianos desde generaciones atrás. Al hombre que estuvo detrás de la materialización de esta marca, Hipólito Londoño Mesa, está dedicado este programa.
    Gonzalo Mejía Restrepo: Esta es la historia de un curioso y pintoresco promotor de progreso en Antioquia. Soñador inagotable; entusiasta temerario del desarrollo de la aviación comercial en Colombia; cosmopolita, como pocos antioqueños de su tiempo, Gonzalo Mejía Restrepo es antes que nada un ejecutor singular de ideas igualmente únicas que le dieron visibilidad y progreso a Medellín y Antioquia en los escenarios mundiales. La zaga de sus aventuras empresariales en el cine, la aviación, la urbanización y las nuevas formas de transporte en Medellín, ocupa los siguientes minutos de este programa.
    Mariano Ospina Pérez:  Aproximarse a la vida de un personaje como Mariano Ospina Pérez, es acercar la mirada a los múltiples aspectos de un hombre que fue ingeniero, ministro de obras Públicas, fundador de varias sociedades de arquitectura, líder conservador y finalmente Presidente de Colombia.  Sin vacilaciones, podríamos afirmar: uno de los personajes más significativos de la Historia del país durante la primera mitad del siglo XX y gran parte de la segunda. Este es también un programa dedicado a su familia, determinante en la historia política y económica de Colombia.
    Tulio Ospina Pérez: La vida de Tulio Ospina Pérez, desde su nacimiento, estuvo marcada por el diario transcurrir de la política y el mundo de los negocios. Sus primeros años de vida fueron testigos de la consolidación de la industria antioqueña y en delante de las transformaciones sociales, económicas y tecnológicas que vivió el país. Con una tradición familiar política, científica y empresarial, Tulio Ospina Pérez creció y dio continuidad a los negocios familiares, en la ganadería y en la urbanización, consciente del desafió que significaba satisfacer las necesidades de los nuevos nichos del mercado que se creaban en el transcurrir del siglo XX. La suya es una aventura empresarial y política que recordaremos en este programa de Cien Empresarios.
    Francisco de Paula Pérez: En este capítulo de Cien Empresarios Cien historias de Vida iremos tras las huellas de un antioqueño de obligatoria mención cuando se trata de recordar los inicios del periodismo en Antioquia, así como los principales capítulos en la historia económica del país en las primeras décadas del siglo XX. Esta es la biografía de otro emblemático antioqueño, Francisco de Paula Pérez: periodista, empresario, abogado constitucionalista y hombre público.
    Juan de la Cruz Posada Restrepo:  El empresario que ocupa los siguientes minutos, es quizás una de las figuras más emblemáticas de la ingeniería en Antioquia. Si se trata de encontrar adjetivos que señalen lo que significaron su vida y su legado para la historia empresarial y académica de Antioquia y Colombia podríamos decir que fue un hombre ilustre y paradigma de grandes hazañas. Esta es la historia de otro gran empresario: Juan de la Cruz Posada Restrepo.
    Jorge Restrepo Uribe: La de hoy es la semblanza de un hombre, de quien como pocos podemos decir que fue un notable visionario, a la vez imaginativo y realista. Responsable de grandes proyectos urbanísticos que transformaron sucesivamente el rostro de Medellín, su ciudad; Gerente revolucionario de empresas como Coltejer y Antioqueña de Tejidos, y uno de los más genuinos defensores de la Antioquia ancestral cuna de los grandes empresarios, protagonistas de esta serie.  Sus sueños y sus realizaciones, sus aventuras y fracasos, ocupan este programa.
    Marino Rodríguez Márquez: El nombre del pintor, fotógrafo y arquitecto Horacio Marino Rodríguez Márquez ocupa lugar relevante en la historia de la arquitectura de Antioquia. Su trayectoria está asociada también a otras expresiones de las artes plásticas y de la cultura. Como pionero y creador, su huella se registra aún en los templos, puentes y edificios que ayudó a levantar, en los libros que publicó y hasta en el trazado urbanístico que planteó para la ciudad de Medellín.
    Germán Saldarriaga del Valle: Hace más de medio siglo los colombianos aprendieron a asociar la pintura y sus derivados con la firma Pinturas Colombianas o Pintuco. A través de los medios publicitarios, la firma Pintuco sigue proyectando su imagen de gran empresa colombiana y productora de la más variada gama de productos que cubre desde esmaltes domésticos hasta la pintura para interiores y fachadas.  Y otra marca de reconocimiento nacional cuyo prestigio comercial también está en la mente de millones de colombianos es Cacharrería Mundial. Lo que pocos saben, es que detrás de estas contundentes realidades comerciales y económicas del país se halla el ingenio, la creatividad y la capacidad empresarial de un hombre nacido en el seno de una modesta familia antioqueña: don Germán Saldarriaga del Valle.  Sus aciertos y dificultades, sus conquistas y su legado empresarial en este programa de Cien Empresarios, Cien Historias de Vida.
    José Antonio Tamayo Restrepo: En Antioquia las iniciativas empresariales en torno a la fabricación de las bebidas refrescantes y también a aquellas que levantan los corazones y los espíritus no han sido pocas. Concretamente en Medellín se pueden rastrear varias tentativas de cervecerías, pero ninguna con rotundo éxito. Casos como el de la familia Nicholls en la Ceja y los hermanos Vicente y Pastor Restrepo en su casa del Parque de Bolívar, funcionaron como pequeños negocios que garantizaban la repartición de cerveza a domicilio, pero, sin duda, no tuvieron el aliento necesario para existir como empresas perma¬nentes. Pero una de esas iniciativas perduró en la mente de los antioqueños por más de medio siglo, aun en medio de la competencia de otras marcas que contaron con el apoyo de enormes capitales. Hablamos de la Cervecería Tamayo y de su principal gestor, José Antonio Tamayo Restrepo.  Los pormenores de la historia de este antioqueño y el trabajo de sus hijos al servicio de esta empresa, los conoceremos en este capítulo de Cien Empresarios.
    Gustavo Toro Quintero: En marzo de 1949 en un local de 4 x 4 metros, ubicado en Guayaquil, populoso sector de Medellín, nació Almacenes Éxito. Hoy es la empresa líder del comercio al detal en el país, cuyas ventas ascendieron en el año 2006 a 4 billones de pesos. El hombre detrás de este lucrativo negocio fue Gustavo Toro Quintero, un verdadero empresario ligado a la historia de esta cadena de almacenes, como socio fundador y gerente por cerca de 30 años.Sus hazañas lo llevaron a consolidar una empresa que hoy cuenta con 65 Almacenes EXITO, 35 Almacenes Ley, 11 Supermercados Pomona y 4 tiendas de proximidad, localizados en 38 municipios colombianos.  Además, después de la integración entre Almacenes Exito S.A y Carulla Vivero S.A. se sumaron a esta compañía 80 supermercados Carulla, 11 almacenes Vivero, 26 tiendas Surtimax, 19 Merquefácil y 5 Home Mart. 
En este capítulo de Cien Empresarios, conoceremos la ruta de vida de este antioqueño quien hizo posible una realidad empresarial que en la actualidad beneficia a más de 57.000 empleados  y a miles de colombianos que son sus clientes fieles.